La maquinaria auxiliar comprende desde tostadoras hasta cortadoras de fiambres y de patatas, picadoras de carne o brazos trituradores, por ejemplo. Son artículos imprescindibles para nuestro negocio que solemos menospreciar mucho, principalmente por lo sencillos y baratos que son, aunque son mucho más rentables de lo que creemos.

Si elegir un buen horno de convección o contar con un juego de cuchillos profesionales es importante para nuestro negocio, por qué cuando adquirimos cualquier maquinaria auxiliar no nos preocupamos igualmente. Existen dos razones fundamentales:

En primer lugar, optimizar y rentabilizar el trabajo de tus empleados. La maquinaria auxiliar reduce considerablemente el tiempo de trabajo de tu personal; acciones como pelar patatas, cortar pan, formar hamburguesas, triturar hielo… son tareas necesarias, pero que consumen mucho tiempo.

En segundo lugar, mejorar tu atención al cliente. Parece mentira que una simple cortadora de hortalizas pueda mejorar tu servicio de atención al cliente. Gracias a las máquinas auxiliares que pican, cortan, amasan o trituran, el tiempo que tarda tu personal en atender a los clientes se reduce considerablemente, consiguiendo que los clientes esperan menos. En la actualidad, los clientes ocupados demandan una atención lo más rápida posible, algo que podrás garantizar si tu personal cuenta con esas pequeñas máquinas que les ayudan a trabajar más y mejor.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies