Las cámaras de refrigeración están diseñadas para la conservación de los alimentos, de ahí su gran importancia dentro del mundo de la hostelería. Principalmente son cuartos fríos compuestos por sistemas de refrigeración que mantienen el interior a una temperatura controlada, previamente establecida según las necesidades y características de los productos que se van a introducir.

Estas tipo de equipos son muy utilizados tanto a nivel industrial como en hospitales y laboratorios. El frío que proporcionan es un factor clave en la conservación de todo tipo de alimentos como carnes, pescados, huevos, lácteos o fruta, ya que los mantiene en buenas condiciones durante un tiempo y previene algunos problemas relacionados con los patógenos, alargando su vida útil. Debido a que en la hostelería los alimentos son principalmente perecederos, estos equipos se han convertido en una pieza imprescindible en el sector.

En Azero disponemos de un amplio catálogo de cámaras de refrigeración, trabajamos con los mejores fabricantes, adaptándonos a sus necesidades, tanto de tamaño como de distribución, para aprovechar al máximo el espacio y montando finla cámara. Además, nuestro servicio postventa le asegura las reparaciones y piezas necesarias para alargar al máximo la vida de su maquinaria.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies