Una cocina ha de asegurar la eficiencia funcional y operativa, el ahorro de costes económicos en obra, maquinaria y consumo energético, carga de trabajo de sus profesionales y garantías a la hora del cumplimiento de la higiene alimentaria. Para conseguirlo, es indispensable que la cocina profesional haya sido diseñada pensando en tres aspectos fundamentales: funcionalidad, seguridad alimentaria y diseño técnico. El diseño de las cocinas profesionales es una fase muy importante en el desarrollo de todo restaurante o bar, siendo un proceso que no debe ser tomado a la ligera, en gran medida por el desembolso tan elevado que supone una obra de esta envergadura.

Algunos de los problemas que se producen en las cocinas que no se han diseñado correctamente para uso profesional son:

  • El tamaño de la cocina. Una cocina demasiado grande implica un mayor gasto en inversión, obra, energía, personal y limpieza; por otro lado, una cocina demasiado pequeña generará incomodidad en el trabajo del personal, incrementa el riesgo de contaminaciones cruzadas y de toxiinfecciones alimentarias.
  • La elección del tipo de suelo. Suelos resbaladizos son muy peligrosos en pleno servicio para los profesionales. Sin embargo, los suelos demasiado rugosos evitarán los resbalones pero hacen que la limpieza después de cada servicio sea más complicada.
  • El circuito para el movimiento de los trabajadores. No pensar en la circulación tanto de los alimentos como de los trabajadores le ocasionarán problemas como pérdida de tiempo e ineficiencia en la elaboración de los alimentos, llegando incluso a generar problemas de contaminación cruzada.
  • La elección del material de construcción de la cocina. Elegir el material adecuado para cada zona también es importante dentro del desarrollo, siendo el más utilizado y recomendado el acero inoxidable, por su facilidad de limpieza y durabilidad.
  • Control de plagas. Las instalaciones tienen que hacer de barreras pasivas para la entrada de plagas, haciendo más fácil el control y disminuyendo la necesidad de sustancias químicas para combatirlas, además de abaratar costes.
  • Otras errores muy comunes son la falta de capacidad de almacenamiento en frío, falta de lavamanos, poca capacidad de agua caliente o problemas en los circuitos limpio-sucio…

Para evitar este tipo de errores, en Azero, nuestro equipo de profesionales le asesorará y guiará en el diseño para optimizar el espacio y evitar los errores antes mencionados. Nosotros le diseñamos tu cocina a medida e instalamos toda la maquinaria que vas a necesitar para mantener tu local en perfectas condiciones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies