Olla con tapaEn la cocina son todavía demasiados los que cocinan cualquier plato en una cacerola cualquierasiempre destapada, añadiendo agua continuamente a medida que se va evaporando, sin saber que cuanta más agua echemos más “lavaremos” los alimentos del interior. Con todos los conocimientos que tenemos hoy sobre nutrición este método es arcaicototalmente obsoleto y nada recomendable. Hoy todas las baterías, cacerolas y hasta cacitos vienen acompañados de sus correspondientes tapas, que no están de adorno sino para usarlas.

En cualquier cocción, sea la que sea, si tapamos las cacerolas con sus correspondientes tapaderas:

  1.  Acortaremos el tiempo consiguiendo también un ahorro importante de energía.
  2. Tendremos que añadir menos líquidos.
  3. Los sabores y olores se concentrarán.
  4. Se producirán menos vapores que impregnan la ropa, el pelo… y ensucian la cocina.
  5. Conseguimos también tener que disminuir la fuente de calor.
  6. Y evitamos la acción nociva del aire, de la luz y de la temperaturaque son los tres factores que más influyen negativamente en la conservación de las vitaminas “termolábiles” como la C.

Y para muestra de todo lo citado anteriormente, en el siguiente vídeo podrá comprobar cómo la cocción utilizando tapa le podrá suponer un ahorro económico en su factura.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies