La plancha industrial o fry-top es una pieza esencial en la mayoría de las cocinas industriales de los restaurantes. Estos equipos están fabricados en acero inoxidable y sus superficies de trabajo se basan en láminas de hierro fundido o láminas de acero con recubrimiento de cromo.

Su fabricación permite soportar una infinidad de alimentos, además de múltiples formas de cocinado, lo que supone que sea un elemento que se ensucie con frecuencia. Para evitar el envejecimiento y conseguir una plancha limpia, se vierten hielos con la plancha aun caliente y, utilizando una rasqueta especial para cocinas industriales, se eliminan los restos de suciedad. Con el hielo conseguimos un choque térmico que hace que se despeguen los restos.

Posteriormente, sobre la plancha se aplica un desengrasante y se deja aplicar unos minutos, para después proceder al rascado de la plancha. Todo el líquido generado con el hielo y el desengrasante se vierte en el cajón recogregrasas. Finalmente mediante una esponja se limpia la plancha y se enjuaga abundantemente con agua.

Una vez limpia la plancha, se seca toda la superficie utilizando papel de cocina. Para asegurarse un correcto secado, se puede encender la plancha durante unos pocos minutos. Después de secarla, se puede repasar y frotar toda la superficie con vinagre o limón (desengrasantes naturales). En las planchas con recubrimiento de cromo, se debe evitar verter cualquier ácido sobre su superficie (vinagre, limón, etc) para su limpieza. Por último, con una servilleta mojada con aceite de oliva se vuelve a limpiar la plancha industrial, para evitar su oxidación.

En el siguiente vídeo, propiedad de Mainho, podrá ver la forma correcta de limpiar una plancha de cromo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies